13.4.11

quiero

un avión. siempre he soñado con volar. me encantaría flotar desde aquí y convertirme en uno de los doscientos pasajeros de ese aparato. las camareras sirviendo la cena: un panecillo, algo de sopa, un bistec recalentado y uno de esos bizcochos que da igual cómo te los comas, siempre están igual de asquerosos. volar, salir disparado de este coche anclado. dejar de mirar este paisaje somnoliento de luces parpadeantes y días acabados... suena el viento. las ramas de los árboles se agitan y un pajarillo se posa distraído en el capó de mi coche. todos deberíamos tener alas para escapar. no sé, quizá algunas vidas extra, como los gatos o como super mario. quiero irme de aquí. quiero arrancar este trasto y no volver la vista atrás. quiero alejarme de ti y de estas dos semanas compartidas. de tu colonia de fresa. de tus faldas de monja. de tus miradas miedosas. quiero rodar montaña abajo, huir de este rincón. quiero tener valor.

y entonces un beso. sus labios mojados sobre los míos. su corazón saltando en el pecho. sus manos caliente en mi cuello. su entrada de cine en el bolsillo y una película a medio terminar en este aparcamiento de hierro.

5 comentarios:

yo mismo dijo...

quiero no tener miedo, tendría que haber pensado en algún momento antes del primer beso. nunca sabremos si lo hizo.

Álvaro Dorian Grey dijo...

cuando se juntan dos labios es dificil salir volando
saludos y salud

maria jose dijo...

Pues yo he dejado de tener miedo,o tengo muchichiiiiisimo menos.Y la vida es infinitamente mejor.

Un beso para los dos.

Vértigo dijo...

también quiero no tener miedo.

Lucina dijo...

vaya.. sí que extrañaba leerte.

un abrazo

 
Copyright 2010